Trabajar en un Hotel de Londres. La gran mierda monumental

Como ya he mencionado anteriormente, Londres ofrece muchas oportunidades laborales y los hoteles son una de ellas, seguramente no es un trabajo con futuro ni un trabajo muy bien remunerado, pero para empezar tu nueva etapa en el Reino Unido te puede ir de perlas.


Entrar a trabajar en un hotel no suele ser muy difícil, hay muchos españoles trabajando en ellos haciendo diferentes trabajos, el más común suele ser limpiando habitaciones, es un trabajo fácil pero duro física y mentalmente, duro porque tienes que ir a cien por hora limpiando las habitaciones y mentalmente no es fácil porque tienes un manager dándote la vara y poniéndole pegas a todo.


Tengo muchos amigos que han estado trabajando en un hotel, por estadística la gente no aguanta más de seis meses, y muchas personas no aguantan ni ocho horas. Si entras a trabajar en un hotel, tienes que mentalizarte y pensar que es un trabajo provisional para adaptarte a la ciudad y ganar algo de dinero, sobretodo no te tomes las cosas que te dicen los managers o supervisores a pecho, suelen ser un incordio constante.
Los hoteles no suelen tener su equipo de limpieza, normalmente contratan una empresa de limpieza que se ocupa de todo, si conoces alguna persona que trabaja en algún hotel, tienes trabajo asegurado; si no conoces a nadie puedes ir directamente al hotel, llamar o enviar un correo electrónico, preguntando por el manager del servicio de limpieza. Va a depender de la cordialidad de los recepcionistas que te pasen con él o no, pero ten por seguro que si es un buen hotel, tienen servicio de limpieza y puede ser una buena oportunidad de trabajo, al menos para empezar.


También puedes entrar a trabajar en un hotel mediante una agencia de trabajo de las que cito en el siguiente apartado de Recrutment Agencies (ETT), limpiar en un hotel suele ser un trabajo de paso por lo que la gente entra y se sale con suma facilidad, así que entrar no te va a ser difícil.
En mis principios en Londres el trabajar en un hotel fue una opción guardada en la recamara, hacia solo tres días que andaba por la gran Ciudad y solo tenía una amiga, fui a un supermercado Tasco a comprar algunas cosas para la semana, vi a un chico que vestía la camiseta del real Madrid y me cayó simpático a simple vista, le dije una tontería como… ¿tú eres del Barça no? Era obvio que era merengue pero fue una broma que me sirvió para romper el hielo y empezar a hablar con él, fue una buena jugada por mi parte ya que él llevaba más de medio año en Londres y me dio muchos buenos consejos de cómo encontrar trabajo. Además hoy en día es uno de mis mejores amigos en Londres, pero aunque la amistad no hubiese perdurado ese mismo día, Miguel; un merengue de pies a cabeza me abrió la puerta a trabajar donde hacía dos meses que había empezado en el servicio de limpieza de un hotel bastante reconocido del centro de Londres y él sabía que necesitaban gente dispuesta a empezar de inmediato. Así que si hubiese querido, podría haber empezado a los tres días después de mi llegada, no era mi intención en ese momento simplemente porque tenía algo de dinero ahorrado y quería probar otros lugares, pero era un as en la manga que en cualquier momento podía hacer servir.


Nota: La mejor información te la pueden dar personas que llevan tiempo en el Reino Unido, ponle cara y si ves a algún Español en el súper, en la calle, en la disco, en el bus, no dudes en preguntarle a qué se dedica y cómo consiguió el trabajo. Esta información vale su precio en oro y te dará muchas más posibilidades de las que piensas, a mi me funcionó.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *